07 / 02 / 2015

El perdedor es más profundo y humano que el ganador